Proyectos audiovisuales y el empoderamiento de la mujer

Por |2017-10-16T21:04:14+00:00octubre, 2017|Empoderamiento|

Como la gran mayoría de los ciudadanos, hombres y mujeres, he precisado alguna vez de los servicios estéticos que ofrecen las peluquerías. 

En ocasiones, mientras espero mi turno o la circunstancia lo permite, agarro una de esas revistas que todo ciudadano tiene ocasión de ver en este tipo de negocios, revistas tipificadas como prensa rosa y amarilla. En realidad, dejé de comprarlas en el año 1998, cuando escuché el “poema-discurso” con el título “Usen protector solar”, por Mary Theresa Schmich, que dice entre otros: “No lean revistas de belleza. Solamente les harán sentirse feos.”

Me he preguntado qué influencia tendrán esas revistas en las mujeres, y he encontrado un artículo elaborado por la Catedrática Paloma Díaz Soloaga: Consumo de revistas de moda y efectos en la autopercepción del cuerpo de mujeres: un estudio comparado entre España y México desde la Tercera Persona”. Su conclusión es: Las españolas investigadas valoran por encima de las mexicanas ser moderna y actual y tener un aspecto joven; y para ello compran ropa y decoran el cuerpo con piercings o tatuajes en mayor medida. Las mujeres mexicanas, por el contrario, consideran importante estar delgadas, parecer elegantes y distinguidas y para ello deciden ir arregladas y tener un aspecto cuidado, utilizar cuidados estéticos (cremas, peluquería…), realizar dietas de adelgazamiento e, incluso, someterse a operaciones quirúrgicas.”

Veo la publicidad en estas revistas de belleza y me acuerdo de Inés Pérez Marín, agente de igualdad, abogada, investigadora y becaria de FPI del área de Derecho Civil del departamento de Derecho Privado de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) que se dedica – entre otros – a la publicidad sexista. Pérez fundó SIAMURA que es un proyecto europeo multidisciplinar que trata el tema de la publicidad desleal ilícita atentatoria contra la dignidad de la mujer por la utilización discriminatoria de su imagen (publicidad sexista).

SIAMURA participó activamente en el caso RYANAIR. Durante muchos años, RYANAIR hacia publicad solamente con mujeres en bañadores y con posiciones muy llamativas y sexistas. “Como consecuencia de la sentencia de RYANAIR, así como la repercusión social y académica de las actividades mencionadas de SIAMURA, la compañía RYANAIR ha modificado radicalmente su publicidad.” (véase la página web de SIAMUR). Ahora, Ryanair hace publicidad con hombres, mujeres, niñas y niños.

Pensando en publicidad, niñas y niños, recuerdo un video youtube “Niños vs. Moda” por la artista y activista Yolanda Domínguez que pidió a un grupo de niñas y niños de 8 años que describieran lo que veían en algunas de imágenes de moda. De acuerdo con Domínguez “el resultado deja en evidencia la violencia implícita y la desigualdad en el tratamiento de hombres y mujeres que existe en las editoriales de moda”.Ellas están “enfermas, borrachas y muertas”. Ellos son “superhéroes, jefes y empresarios”. Todos los años las marcas de moda lanzan sus campañas para promocionar sus nuevas colecciones.”

 Y como mujer, madre de niños pequeños y activista (lo contrario de ser un individuo impasible, conformista y pasivo) mi siguiente pregunta es: ¿qué podemos hacer para cambiar todo esto? La contestación de Lindsay Morris de Getty Images es simple: “Las imágenes tienen el poder de influenciar, inspirar y desafiar los estereotipos “.

 Estoy pensando en proyectos audiovisuales positivos. Como, por ejemplo, los grandes títulos de animación de cine para niños y adultos “Brave”, “Frozen” o “Vayana”, cuyos protagonistas son niñas o mujeres jóvenes y dónde destacan cualidades (casi siempre atribuidas exclusivamente al género masculino) como el heroísmo, la gallardía, la agilidad y pericia, la humildad y el sacrificio, el esfuerzo y la perseverancia entre otros.

Quiero también recordar el nuevo catálogo de Ikea para España que ha llegado hace poco a nuestras casas y que utiliza como protagonistas a personas en las cuales podemos estar todos representados, hombres, mujeres, niñas y niños.

También me declaro ferviente admiradora del proyecto de ONU Mujeres y Canadá Empower Women”, que cuentan historias cotidianas y con moraleja, relacionado directamente con mujeres, niñas y niños, para inspirar a cualquier lector.

Además, muy importante destacar el discurso del Premier Ministro de Canadá, Justin Trudeau, explicando porque los hombres y niños deben ser feministas.

Tantos y tantos proyectos que cada día ayudan a entender más y mejor el tiempo que otros tuvieron ocasión de vivir (por suerte o por desgracia), y el que somos capaces de modificar e influir a partir de esa referencia y de nuestra propia experiencia particular y común.

¿Qué más proyectos audiovisuales se os ocurren para cambiar nuestros estereotipos de hombres, mujeres, niños y niñas?

 

El autor del contenido es

Katharina Miller
Founding Partner en 3C Compliance, S.L. Keynote speaker

¡Es tu turno! Opina y deja tu comentario